El hombre que no tiene vida interior es un esclavo de sus alrededores. ~Henri Frédéric Amiel