Un matrimonio de primer orden es como un hotel de primer nivel: caro, pero vale la pena. ~ Mignon McLaughlin