Algunos de los mayores dones de Dios son oraciones sin respuesta. ~ Garth Brooks