Mis riquezas consisten no en la abundancia de mis posesiones, sino en la escasez de mis necesidades. ~J. Brotherton