Piensa grandes pensamientos pero saborea los pequeños placeres.